sábado, noviembre 15, 2014

Un homenaje de mi tio Hernando Niño a la memoria de mi padre

En este blog he publicado algunas entradas relacionadas con la muerte de mi padre el 31 de marzo de 1985, siempre desde mi punto de vista personal. Recientemente he encontrado algunos homenajes que le rindieron otras personas en aquellos días posteriores a su muerte.

El día 8 de junio de 1985, el Directorio Conservador del Tolima, presidido por el senador Guillermo Angulo Gómez, descubrió una placa en memoria de Humberto Niño Rodríguez. Mi papá mantenía cordiales relaciones con los 3 grupos en que se dividía el conservatismo tolimense en aquellos días, pero la relación con Guillermo databa desde sus tiempos como compañeros de bachillerato en el Colegio San Simón de Ibagué.

Intervino en primer lugar aquella noche el senador Angulo Gómez, recordando su amistad con mi padre, señalando la manera tan prematura en que la sociedad tolimense había perdido a uno de sus mejores valores. Guillermo recordó la vocación social de mi papá, siempre atento a contribuir con la niñez y los menesterosos del Tolima. Guillermo, muy cercano a la familia Niño, habló de dolor de mi abuela Paulina y de mis tíos, "compañeros suyos en todo el sentido de la palabra".


Decía Guillermo: "la pena de Gloria, que constituyó junto con él un binomio indestructible, que edificó un hogar modelo, que luchó junto a su lado con coraje y valor increíbles en los momentos de adversidad y que fue su alegría en los momentos amables, tiene que ser inmensa".

Terminó Guillermo diciendo que para él, amigo de tantos años de mi padre, su temprana muerte era un duro golpe. Por todo ello y por el aporte de mi padre a la sociedad, consideraba apenas justo rendirle ese homenaje.

A esas sentidas palabras contestó en nombre de la familia mi tío Hernando Niño Rodríguez, con un discurso que reproduzco enteramente:

"Perdón si se llenan los ojos de lagrimas, perdón si se me turba la voz, pero hace 75 días Humberto entregó su alma al creador y todavía siento sus pasos, su figura delgada pero erguida atravesar el Parque Murillo Toro, llegar a mi empresa a saludar y seguir rápidamente a este nuestro Directorio para cumplir su cita con el Comité de Acción Social.

Aquí estoy con su esposa Gloria, con Juan Carlos y Señora, con Aydeé y mis hijos diciendo presente en este hermoso homenaje y representando a los familiares que por una u otra razón no pudieron asistir.

Yo se que mi querida madre, los hijos de Humberto, German Humberto, Claudia y Juan Manuel, como mis hermanos Oliva, Marina, Martha y Pedro Antonio se sienten, junto a nosotros, en deuda con ustedes.

Bien saben Stella y sus compañeros de Comité que Humberto siempre fue la persona que, a pesar de no estar de lleno en la política, ofreció todos sus conocimientos profesionales para ayudar al mejor bienestar de nuestros copartidarios; que a pesar de sus sufrimientos y tristezas mantuvo su posición vertical y luchó por su partido, ideal por el cual siempre se entregó con todo el corazón.

Guillermo: Al descubrir esta placa en homenaje a su memoria, no quiero terminar estas pocas palabras, mal hilvanadas, sin agradecerle todo su reconocimiento y su preocupación por estos familiares que hoy lloramos igual que hace 75 días a nuestro querido Humberto.

Glorita y sus hijos le agradecen con el mejor de los cariños todos estos detalles.

A todos los que nos acompañan hoy, un fuerte abrazo por este respaldo en esta hora de dolor. 

Muchas gracias."



Muchas gracias por tanta bondad, Hernando. 29 años después estas palabras siguen vigentes, seguimos llorando la muerte de mi papá, pero apreciando cada vez más su gran obra de vida. Y seguimos encontrando cada día más referencias al valor y coraje de mi mamá, parte inseparable de cualquier análisis que se haga de la vida de Humberto Niño Rodríguez.

sábado, noviembre 01, 2014

Downton Abbey

La primera vez que supe de Downton Abbey fue por mi mamá, que me contó que estaba viendo una hermosa serie inglesa ambientada en los años 10s del Siglo XX. Posteriormente, varias personas más me hablaron de la serie y terminé viendo la primera temporada por un préstamo de DVD que me hizo mi cuñada Rocío.


Después de ver la primera temporada, conseguí en Amazon la segunda y tercera temporada y acabamos de ver la cuarta, comprada en iTunes. En pocas palabras les doy mi opinión: VALE LA PENA, NO SE LA PIERDAN. Downton Abbey es una serie cuidadosamente realizada, con una espectacular puesta en escena, que cuenta la vida de unos aristócratas ingleses en una gran mansión en Yorkshire.


La historia comienza con la noticia del hundimiento del Titanic y recorre los grandes acontecimientos de principios del siglo XX en Europa. La primera temporada termina con el anuncio de la declaración de guerra de Inglaterra a Alemania. En la cuarta temporada acabamos de ver recreada la vida de los alegres años 20s en Inglaterra, todo con un nivel de detalle y realismo muy impactante.



La serie no olvida a la servidumbre de la casa, encabezada por el gran mayordomo Charles Carson. Cada personaje tiene unos rangos muy bien definidos y la serie les dedica su propio espacio a cada uno. En episodios de una hora, Downton Abbey es cautivante.

Con cada vez más televidentes alrededor del mundo, esta serie muestra que si se puede hacer buena televisión y que los ingleses siguen liderando en este tipo de series históricas. Downton Abbey ha ganado innumerables premios, muy merecidos. Esperamos con impaciencia la quinta temporada, que parece va a ser la última. Comenzará a emitirse a finales de enero de 2015.





lunes, octubre 20, 2014

El milagro de Pastor y La Guacharaca


Esta buena foto de 1975 de mi amigo Layo Carvajal con una de las más pintorescas ibaguereñas de la historia, Doña María, más conocida como La Guacharaca, me trajo al recuerdo un par de anécdotas relacionadas con este personaje y nuestra mascota de aquellos tiempos, un loro amazónico llamado Pastor.

Doña María Tovar, La Guacharaca, recorría las calles del centro de Ibagué armada de un palo, que no dudaba en usar contra los muchachos que la molestaban. Su vocabulario era un compendio de todas las groserías del Real Diccionario de la Lengua, más varias perlas de su invención. En los comienzos de los 70s sus expresión favorita era "roba costales, roba gallinas, chichipastranistas hijuep...", que no dudaba en gritarlo a cuanto transeúnte pasaba a su lado. Layo logró convertirla en su amiga y ella visitaba con frecuencia la librería de Carlos Enrique Vila y Martha Carvajal, situada cerca del Circulo Social de Ibagué.

Nuestro apartamento en aquellos días quedaba en el Edificio de la Beneficencia del Tolima, en un costado del Parque Murillo Toro, donde La Guacharaca gritaba el día entero. Nuestro loro se la pasaba enjaulado en el balcón que daba sobre el parque. Un día, en plena visita de unas amigas de mi mamá, Pastor sorprendió a toda la concurrencia gritando "roba costales, roba gallinas, chichipastranistas hijuep..." a todo lo que le daba su voz de loro. Nosotros nos revolcábamos de la risa, mientras mi mamá no sabía que hacer de la vergüenza. Pastor aprendió todo el repertorio de La Guacharaca y cada vez que podíamos hacíamos la demostración para nuestros amigos.

Un día, mientras le cortaban las grandes alas a Pastor, mordió a nuestra empleada y salió volando desde el octavo piso de nuestro edificio. La conmoción fue total. Por la dirección del vuelo vimos que debía estar en la Plaza de Bolivar, llena de grandes árboles. Allá llegamos y después de un buen rato lo localizamos en una de las ramas más altas. No se como, pero llegaron dos carros de bomberos a rescatar a Pastor. El tránsito se paralizó en la carrera tercera, mientras se hacía la operación de rescate. Todo un acontecimiento en la bella ciudad que era Ibagué a comienzos de los 70s.

Mi abuela Paulina, que vivía entre el Parque Murillo y la Plaza de Bolivar, ya estaba enterada de la desaparición de Pastor. Se sentó a rezar el rosario con mi tía Luisa y con su empleada, Helena Neira, a pedir por el rescate de Pastor. Estaban en el tercer misterio cuando de pronto entró por la ventana una gran ave, con grandes aleteos. Era Pastor! Las tres señoras no paraban de gritar Milagro! Milagro! y se santiguaban dando gracias a la Virgen María. El loro se quedó dentro de la casa y allá llegamos nosotros y un par de bomberos a enjaularlo. Pastor protestaba gritando "roba costales, roba gallinas, chichipastranistas hijuep...", mientras mi abuela apenas se sonrojaba. 

Días felices de nuestra adolescencia. La Guacharaca ha sido homenajeada con una estatua en Ibagué, todo un reconocimiento a su "trayectoria profesional". Falta que nosotros le hagamos también un homenaje a Pastor, su alumno más aplicado.


miércoles, octubre 08, 2014

Un año sin Rafael Albornoz

Hoy hace un año murió mi suegro. Estas fueron las palabras que pronunció mi hijo Daniel Humberto Niño en el funeral de su abuelo:

Me tomo el atrevimiento de decir unas palabras en nombre de todos mis primos para esa persona tan maravillosa que tuvimos el privilegio y honor de llamar abuelo.

Abuelito, a pesar de el gran vacío que nos dejas en el alma, nos alegra enormemente que ya estés descansando, que te reencuentres con todos tus hermanos y vuelvan a tener esas eternas charlas que tanto disfrutabas.

Me considero afortunado, porque entre tus 17 nietos, los más grandes alcanzamos a verte activo, un hombre que le encantaba caminar por Acarigua acompañado de su bastón, un sombrero y una manada de perros alegres. Un abuelo cariñoso que cada vez que pasábamos por el pueblo de La Mesa lo anunciabas con bombos y platillos indicando que íbamos por “La Mesa que tanto pesa” señal infalible de que faltaba poco para llegar a la finca.

Recuerdo tu cajón lleno de chocolates el cual siempre estaba abierto para que nosotros cogiéramos cuantos quisiéramos, recuerdo tus metidas en la piscina cuando ya poco veías pero seguías nadando como pez en el agua. Acto seguido te metías al jacuzzi en donde te traían un vaso de whisky lo cual indicaba que teníamos que parar de salpicar. Luego seguía la clásica frase “a dormir el noticiero”

Siempre te preocupaste por todos nosotros, no solo tus hijos y nietos pero toda la familia, tus hermanos, sus hijos, tus empleados y en general con el bienestar de toda la comunidad. De ti aprendí el valor de la familia, de la humildad y la sencillez.

Hasta en tus últimos años recordabas muchos detalles de la situación de cada nieto, que unos están por México otros en Houston, Boston, Barcelona, Canadá y el resto en Bogotá, y cuando íbamos a verte eras feliz conversando y preguntándonos acerca de nuestras vidas. Recuerdo especialmente la entrevista que te hicimos con motivo del protocolo de familia, me impresionó como pasaste de ayudar en la Tienda El Candado de tu papá a tener yo no sé cuantas cabezas de ganado en los Llanos.


Verte acostado en una cama nos ponía muy tristes, mas sabiendo cuanto te encantaba cabalgar y caminar por el mundo. La frase "estoy fregao", nos partió el corazón mil veces, pero un fuerte apretón de manos y un "te quiero mucho" nos hacia sacar una sonrisa.

Abuelito, gracias por todas las enseñanzas, por todo el amor brindado a cada uno de tus nietos y por nunca dejar de luchar, creo que cada uno de nosotros ha aprendido eso de ti y lo aplicará toda la vida.

Hasta en tus últimos días estuviste pendiente de mi matrimonio, querías un vestido nuevo y andabas pensativo porque la abuela no me había comprado un regalo de tu parte y estabas decidido a regalarme tu propia cobija.

Acá queda tu gran familia, tu maravillosa esposa, nuestros padres amorosos y tus nietos adorados. Prometemos seguir tus pasos, siempre queriéndonos y respetándonos los unos a los otros, como tu lo hiciste toda la vida.

Primos, ahora tenemos un angelito que desde el cielo siempre nos cuidará.

Te queremos abuelito, ya es hora de descansar


lunes, octubre 06, 2014

Bette Davis eyes


Hoy se cumplieron 25 años de la muerte de Bette Davis, la legendaria actriz nacida en Lowell, Massachusetts el 5 de abril de 1908 y fallecida el 6 de octubre de 1989 en París, a consecuencia de un cáncer de seno.

Aparte de sus tremendos ojazos, Bette fue una gran actriz, ganando dos Oscars por mejor actríz en 1935 y 1938, siendo nominada 8 veces más. En 941 se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y contribuyó durante muchos años al engrandecimiento del séptimo arte.

En 1981, Bette recibió un inesperado homenaje, cuando la cantante Kim Carnes tuvo un impresionante éxito con la canción "Bette Davis eyes", que se situó durante 9 semanas en el puesto #1 en la lista de las más vendidas en Estados Unidos. La canción, compuesta por Donna Weiss y Jackie DeShannon en 1974, no había tenido mucha repercusión hasta cuando la ronqueta Kim Carnes la grabó en marzo de 1981. Ganó el Grammy como canción del año en 1981 y fue numero 1 en 31 países. Se considera como una de las 15 mejores canciones de todos los tiempos en el Billboard de Estados Unidos.

Les incluyo una versión modernizada del video de Kim Carnes, que tiene más de 10 millones de visitas en youtube.



Her hair is harlowe gold
Her lips sweet surprise
Her hands are never cold
She's got Bette Davis eyes
She'll turn her music on you
You won't have to think twice
She's pure as New York snow
She got Bette Davis eyes

And she'll tease you
She'll unease you
All the better just to please you
She's precocious and she knows just
What it takes to make a pro blush
She got Greta Garbo stand off sighs
She's got Bette Davis eyes

She'll let you take her home
It whets her appetite
She'll lay you on her throne
She got Bette Davis eyes
She'll take a tumble on you
Roll you like you were dice
Until you come out blue
She's got Bette Davis eyes

She'll expose you, when she snows you
Off your feet with the crumbs she throws you
She's ferocious and she knows just
What it takes to make a pro blush
All the boys think she's a spy
She's got Bette Davis eyes

And she'll tease you
She'll unease you
All the better just to please ya
She's precocious, and she knows just
What it takes to make a pro blush
All the boys think she's a spy
She's got Bette Davis eyes

She'll tease you
She'll unease you
Just to please ya
She's got Bette Davis eyes
She'll expose you, when she snows you
She knows ya
She's got Bette Davis eyes

miércoles, octubre 01, 2014

Laura y la maquina de escribir



Hacia tiempo no oía música tan linda como la que ofrece Laura Torres, una cantante colombiana de 26 años, radicada en Los Angeles. De raíces ibaguereñas, Laura tiene ya una larga carrera en los Estados Unidos, que ha plasmado en un excelente trabajo, llamado Laberinto. Dentro de su gran originalidad, me recuerda mucho el estilo nostálgico de la primera etapa de Norah Jones. Su nombre artístico es Laura y la maquina de escribir. Se la recomiendo a todos mis lectores.





lunes, septiembre 29, 2014

50 años de Mafalda


Hoy hace 50 años se publicó la primera historieta de Mafalda. El 29 de septiembre de 1964, en la revista argentina Primera Plana, se publicaron los primeros dibujos de este genial personaje. El primer objetivo de Quino en ese momento era publicitar una línea de electrodomésticos de nombre Mansfield, lanzada por la firma Siam Di Tella, por encargo de una agencia publicitaria.

El objetivo inicial quedó olvidado rápidamente. El 9 de marzo de 1965, las tiras cómicas de Mafalda pasaron al periódico El Mundo, donde Quino, entonces de 32 años, publicó casi ininterrumpidamente seis tiras por semana, entre 1964 y 1973.


El aniversario 50 se ha celebrado por todo lo alto en Argentina, donde la Biblioteca Nacional y otras instituciones han organizado exposiciones. Quino recibirá este año el Premio Principe de Asturias, por la contribución que ha hecho Mafalda a la cultura, destacando el jurado que "los lúcidos mensajes de 'Quino', siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento" y ha valorado "el enorme valor educativo" de su obra.


Mi relación con Mafalda se inició leyendo su historieta en el periódico El Tiempo de Bogotá y luego comprando los 10 libros que editó en Argentina Ediciones de la Flor en los años 70s, republicados en Colombia por La Oveja Negra. Compré igualmente Todo Mafalda, que guardo como un tesoro en mi biblioteca. En su momento, compré los VHS con varias de sus tiras llevadas a la televisión por TVE. Estoy que compro una edición de lujo de aquellos 10 libros originales, que está a la venta en la Librería Nacional de Bogotá. Tengo un enorme respeto por su mensaje, que sigue siendo tan trascendente como en aquellos años 60s y 70s.


Por eso mismo, he adelantado una solitaria lucha en Facebook contra la utilización descarada de la imagen de Mafalda para todo tipo de estupideces, en un total irrespeto por Quino y por el personaje. A Mafalda la usan desde promocionar la venta de carteras y zapatos hasta ponerla a decir insípidos mensajes espirituales, de los que la verdadera Mafalda se reiría a carcajadas.


Ojalá este aniversario y el premio Principe de Asturias sirvan para recuperar la obra y dar a conocer la realidad de este personaje a las nuevas generaciones, que hoy deben creer que Mafalda era una tonta niña dedicada a hablar de la recuperación de novios perdidos, la venta de zapatos y otras bobadas. !Feliz cumpleaños, Mafalda!

De ñapa les dejo este buen artículo sobre el aniversario en La Nación de Buenos Aires:

Artículo 50 años 




domingo, septiembre 28, 2014

Milanesa de ternera desde 1968

Hoy domingo en la tarde decidimos quedarnos en la casa y usar el buen servicio a domicilio de Di Luca, probablemente la mejor opción para comer buena comida italiana en casa en Bogotá. Yo miro y miro la carta, llena de buenas opciones, pero no resisto la tentación de pedir una milanesa de ternera, acompañada de pasta Alfredo. Cuanto estamos comiendo, me pregunta mi hija porqué siempre termino pidiendo la misma cosa cada vez que comemos de Di Luca. Aquí le cuento a ella y a mis lectores la historia de mi veneración por ese sencillo plato.

El 14 de enero de 1968 salimos muy temprano de Ibagué mi papá y yo, hacia la ciudad de Manizales. Yo tenía 10 años, casi 11 y estaba muy emocionado pues iba a hacer un programa de grandes con mi papá. Esa tarde se cerraba la Feria de Manizales con una muy buena corrida, con 6 toreros encabezados por Manuel Benitez, el famoso Cordobés. El viaje iba a ser pesado, pues eran 4 horas por carretera, incluyendo la famosa subida a La Línea. El plan era salir temprano, comer algo en el camino, aguantar para almorzar en Manizales, ir a la corrida y volver a Ibagué hacia la medianoche.

La corrida fue de lujo. 6 toros de Aguas Vivas para Julio Aparicio, Pepe Cáceres, Vázquez II, El Cordobés, Paquirri y Pedrín Benjumea. El tolimense Pepe Cáceres corto 2 orejas y Paquirri otras dos. El Cordobés hizo una muy buena faena, pero falló a la hora de matar. Yo no entendía mucho del tema, pero compartí la emoción de mi papá por la espectacular faena de Pepe Cáceres, la mejor de la Feria de Manizales de aquel año. 


Lo que más recuerdo de ese viaje, sin embargo, no tiene nada que ver con los toros, sino con la comida. A la hora del almuerzo, en uno de los mejores hoteles de Manizales, mi papá pidió dos milanesas de ternera, plato que no se conocía en Ibagué, o por lo menos yo nunca había probado. Quedé impresionado por el sabor de aquel platillo. Hasta hoy, siempre que veo en un menú de un restaurante una milanesa, mi memoria hace click y recuerda: viaje a Manizales con mi papá -almuerzo en el hotel - Pepe Cáceres - El Cordobés - pasodobles. Siempre me gana el recuerdo y termino pidiendo lo mismo.

La milanesa napolitana, tal como la conocemos hoy en día, no es un plato italiano. Su origen fue en un restaurante de Buenos Aires de la década de los 40s, llamado Napoli,  con dueños italianos. Se volvió un clásico en Argentina, donde se acompaña tradicionalmente con papás a la francesa. El 80% de los hogares argentinos comen milanesa de ternera una vez a la semana, por encima de los bifes y los churrascos, que llegan al 66%. 


Aquí en Bogotá yo la pido en Di Luca o en El Boliche, buen restaurante dedicado exclusivamente a vender milanesas. Su famosa combinación de media milanesa y media pasta es buenísima. Muchos años fui hasta La Macarena a buscar sus milanesas, afortunadamente hace algunos años abrieron sucursal en la 69 con 10, donde voy cada vez que siento añoranza de este buen plato.


Mi papá me dejó muy buenas enseñanzas y muy buenos recuerdos. Este de enero de 1968 me ha perseguido toda la vida, para mi buena fortuna.

miércoles, septiembre 24, 2014

31 años y contando

El viernes 12 de marzo de 1982 fue uno de los días más especiales e importantes de mi vida, aunque en ese momento parecía un día más. Habíamos sido convocados alrededor de 20 personas al Banco del Comercio, para informarnos que estábamos admitidos al Curso de Análisis de Crédito y Técnicas Bancarias, un exigente curso de postgrado organizado por el Chase Manhattan Bank para formar ejecutivos bancarios. 

A la salida, nos reunimos en la calle 13 con octava un grupo de los nuevos estudiantes, a comentar la buena noticia y a felicitarnos por haber terminado el proceso, donde habían sido descabezados alrededor de 400 aspirantes. Todos estábamos felices, menos una niña que nos dijo con toda seguridad que iba a pensar si ingresaba al curso. Ella tenía otras dos ofertas de trabajo y se iba a tomar el fin de semana para saber que iba a hacer. Me pareció un poco antipática su actitud. Me dije a mi mismo que ojalá decidiera tomar una de sus otras opciones.

Aquella niña de las tres ofertas de trabajo, la antipática que no sabía si iba a entrar a ese curso tan atractivo, es la mujer que me ha acompañado durante 32 años, 31 de ellos en un feliz matrimonio. Liliana Albornoz lo pensó durante ese fin de semana y entró al curso del Banco del Comercio el lunes 15 de marzo de 1982. Inteligente, segura de si misma, simpática, se convirtió en la numero 1 del curso muy fácilmente. Yo, que siempre he sido un buen matemático y buen estudiante, estaba de segundo y trataba de recortarle terreno, pero era muy difícil seguirle los pasos. 


Liliana no tenía inconveniente en hacer siesta a la hora del almuerzo: se tiraba al piso, ponía 2 ó 3 libros como almohada y dormía su buena media hora. Esa capacidad de dormir en cualquier circunstancia la sigue teniendo 32 años después. Abierta y amigable, era capaz de convocar a una fiesta en su casa a todo el curso, llevar 6 ó 7 personas en su carro hacia el norte de Bogotá, llevarse a todo el curso y varios profesores a un paseo gigantesco a su finca en los llanos. Todo un terremoto. Yo la veía de lejos, no me interesaba mucho, pues estaba de novio, en una relación que ya llevaba 4 años. Pero Liliana no pasaba inadvertida.

1982 fue un año de muchos acontecimientos que he contado en este blog. En mayo de 1982 ganó Belisario las elecciones, en junio se jugó la Copa Mundo en España, mientras se peleaba la Guerra de las Malvinas en Argentina. En agosto asistí a la posesión de Belisario, que también he comentado en este blog. El estudio era aterradoramente exigente, lo que motivó que nos concentráramos cada vez en el grupo de los 20 estudiantes, dejando de lado novias y amigas. Mi relación de muchos años se dañó en esos meses. Es muy cierto el dicho de que la novia del estudiante no es la esposa del profesional.

En algún momento de agosto y septiembre comencé a mirar con otros ojos a Liliana. Teníamos un grupo de 5 ó 6 amigos que almorzábamos todos los días y que frecuentemente estudiábamos juntos. Un día, no se porqué, le regalé el último disco de Roberto Carlos "Cama y Mesa". Conversábamos mucho después de almuerzo, a tal punto que Liliana sacrificaba 10 minutos de su siesta para estar conmigo. La invité a cine, al Teatro Almirante en la 85 abajo de la 15. Allí, a finales de septiembre de 1982, le cogí la mano y al final de la película nos dimos un beso. Han pasado 32 años desde aquella noche y todavía lo recuerdo con emoción.


Nos enamoramos locamente. El resto del curso estuvimos muy juntos y cada vez nos necesitábamos más. Ibamos a mi apartamento en la 76 con 15, a su casa en la 94 con 7A, no podíamos separarnos. Viajé con ella a Ibagué por algún exámen del curso, nos quedamos en la casa de mis papás, pero no les conté nada. Mi mamá siempre sospechó que aquella niña era algo más que mi compañera de curso. En marzo de 1983 fuimos juntos al matrimonio de mi cuñada Olga Albornoz con Luis Eduardo Sanmiguel, ya en plan de novios formales. En abril ya la presenté oficialmente a mis papás. En junio fuimos juntos a Prado, a la finca de mi hermana Claudia y mi cuñado Jacky. En agosto decidimos casarnos. El 24 de septiembre de 1983, hoy hace 31 años, nos casamos a las 4 de la tarde en la Iglesia de Santa María de Los Angeles en Bogotá. Un año loco de noviazgo, que siempre recordaré como una de las etapas mas lindas de mi vida.


Resumir estos 31 años es muy difícil. Tuvimos dos hijos muy rápido, Germán Felipe en marzo de 1984 y Daniel Humberto en julio de 1985. En pleno embarazo de Danny murió mi papá, en una tragedia que todavía me conmueve de dolor. Liliana estuvo a mi lado en todo momento en esos meses tan duros. Sobrevivimos a ese duro 1985, lleno de contrastes, con niños naciendo en la familia y mucha gente muriendo en Colombia, todo lo cual he contado en ese blog. Tuvimos años muy prósperos, que culminaron en 1997 con la llegada de mi hermosa Valeria. Una crisis económica muy fuerte, un exilio mío de 3 años en los Estados Unidos, fueron durísimas pruebas a las que sobrevivió nuestro matrimonio. Años más estables en este siglo, pero nunca en los niveles de prosperidad de nuestros primeros años. 

Nos hemos hecho más viejos y más sabios. Nos conocemos muchísimo. Somos buenos amigos. Tenemos 3 hijos maravillosos y una familia grande y hermosa. Hacemos muchas cosas juntos, pero también tenemos espacios separados, lo que es clave para una pareja. Liliana ha encontrado su camino en Emaús, donde esparce su amor incondicional y su energía asombrosa. Cada día la admiro más, cada vez la quiero más. Llegamos a los 31 años de matrimonio y seguimos contando. Dios me permita tener muchos años más al lado de la gran mujer con que me premió en la vida.


lunes, septiembre 22, 2014

It´s a Heartache

Hay recuerdos de hace muchos años que de repente aparecen y son como si hubieran sido ayer. Me pasó eso con una bella canción que escuche hace poco en un CD y que me devolvió inmediatamente a comienzos de 1978. En la voz ronqueta y sensual de Bonnie Tyler, escuché "It´s a Heartache", una de las canciones emblemáticas de esa buena cantante galesa. 

Bonnie Tyler grabó "It´s a Heartache" en el segundo semestre de 1977, cuando tenía 26 años. Fue su primer gran éxito, con más de 6 millones de copias vendidas, siendo numero uno en más de 10 países, numero 3 en Estados Unidos y numero 4 en el Reino Unido. 

Disparó a la fama a Bonnie, que llevaba varios años tratando de tener éxito cantando en pubs y clubs en Inglaterra. Yo debí conocer la versión en 1978, seguramente sin saber quien era esta mujer, pero si recuerdo oirla y cantarla con gran entusiasmo en aquellos años universitarios. Para aquellos lectores jovenes, incluyo el video de la canción, en aquel 1977:






En 1983, Bonnie Tyler se superó a si misma y grabó una canción con 9 millones de copias vendidas. "Total eclipse of the Heart" se convirtió en un enorme hit a nivel mundial, siendo numero 1 en Estados Unidos, el Reino Unido y muchos otros países. Es una de mis canciones favoritas y disfruto oyéndola en inglés y en español. La tengo grabada en varias versiones, incluyendo la muy buena que hicieron los del elenco de Glee hace unos pocos años.



Bonnie, hoy de 63 años, sigue estando activa, con conciertos a nivel europeo, ganando mucho dinero con sus apariciones, regalías por conciertos, actividades empresariales y otros conceptos. El año pasado fue la cantante británica con más dinero ganado, todo un récord para una mujer que no busca aparecer demasiado en las primeras planas. Me alegro mucho por ella, pues me ha dado grandes alegrías con sus dos grandes canciones.

En el 2003, Bonnie Tyler grabó una nueva versión de "Total Eclipse of the Heart", con la cantante francesa Kareen Antonn, celebrando los 20 años de la versión original. Es una de las más bonitas que he oído, se las dejo de sobremesa.


sábado, septiembre 20, 2014

Thelma y Louise se tomaron el primer selfie

Hace unos días estaba viendo un viejo episodio de la temporada final de The Nanny, cuando hicieron una referencia a la película Thelma & Louise. Le pregunté a mi hija si tenía alguna idea de esa buena película y me dijo que no sabía nada de ella. Ayer la alquilamos en el AppleTV y disfrutamos de las aventuras de ese par de mujeres por el oeste de Estados Unidos. Me sorprendió ver al inicio de la película algo que yo no recordaba: antes de salir a la carretera, Thelma y Louise se tomaron un selfie con una enorme Polaroid, el primero de la historia. Ahora que ese estilo de fotos está tan de moda, sorprende ver esta linda imagen de hace 23 años.


Thelma & Louise ganó el Oscar y el Globo de Oro por el guión más original, fue nominada a 5 premios Oscar adicionales y se convirtió con los años en una icónica película que combina comedia, drama, feminismo, muy buena música, espectaculares paisajes, excelentes actores y un guión excepcional. Una espectacular Susan Sarandon, entonces de 45 años, hacia el papel de Thelma, una mesera que llevaba la carga de haber sido violada en Texas. Geena Davis, en el mejor momento de su carrera, tenía 35 años y hacía el papel de Thelma, una esposa sometida por un esposo agresivo. Brad Pitt, de 27 años, era un joven ladrón que tenía un romance con Thelma en la película, antes de robarles los 6700 dólares que ellas necesitaban para llegar a México. Harvey Keitel, de 52 años, era el policía que entendía por lo que estaban pasando estas dos mujeres en la carretera.

Thelma y Louise pensaban pasar un fin de semana tranquilo, en una pequeña cabaña. Todo se desquicia cuando Thelma sufre un intento de violación y Louise mata al violador. De allí en adelante la película muestra la transformación de estas dos mujeres, que terminan asaltando un almacén, quemando un camión, secuestrando a un policía, perseguidas a través de varios estados del oeste de los Estados Unidos. Todo ello, ambientando en muy lindos paisajes y una muy buena música electrónica y canciones muy conocidas de finales de los 80s. Vale la pena verla.

En junio de este 2014, Susan Sarandon, de 67 años y Geena Davis, ahora de 58, se reunieron con motivo de que la película fue escogida por The Hollywood Reporter como una de las 100 películas favoritas de la historia del cine. Obviamente, actualizaron aquel famoso selfie de 1991.

Susan y Geena siguen siendo dos mujeres hermosas, que han hecho una brillante carrera y son respetadas por su aporte a la industria cinematográfica. Geena protagonizó una de mis películas favoritas "A league of their own", que combina beisbol, años 40s y un muy buen tema. Susan Sarandon ganó el Oscar a Mejor Actriz en 1995 y ha sido nominada 4 veces más. Ambas fueron nominadas a Mejor Actriz por Thelma & Louise. Que bueno verlas cada vez más bellas.





domingo, septiembre 07, 2014

El álbum Papal

Hoy me encontré de frente con un recuerdo lejano de mi niñez. Estaba navegando en un sitio de venta de productos de tecnología y objetos curiosos, cuando tropecé con el Álbum Papal, uno de los tantos productos que se hicieron en Colombia a raíz de la visita del Papa Pablo VI a nuestro país, en agosto de 1968.

El 8 de mayo de 1968, en mi onceavo cumpleaños, mis papás no me regalaron juguetes ni ropa. Recibí a cambio una gran bolsa que contenía el Álbum Papal, junto con dos cajas de figuras (en esa época en Ibagué se hablaba de figuras y no de monas, término bogotano que se volvió omnipresente años después). Yo ya había hecho álbumes de estrellas de cine y de personajes de Walt Disney, pero nunca de pontífices. 

Era una regalo muy raro, pero que muestra el fervor y la pasión que despertó la primera venida de un Papa a Latinoamérica. La figura #1 del álbum era obviamente San Pedro, la #262 Juan XXIII  y la figura #263 era nuestro visitante, el Papa Pablo VI.

Entusiasmado, traté de llenar el álbum durante mayo y junio de 1968, con el mismo fervor de mis hijos llenando el de Brasil 2014. Armado de goma pasaba las tardes pegando las figuras de los Papás, hasta cuando me faltaron unas pocas. El álbum señalaba que cuando faltaban menos de 10, uno podía dirigirse al representante del álbum en su ciudad, para que le suministraran las figuras faltantes. Recuerdo que una de ellas era la del Papa Alejandro VI, el famoso Papa Borgia. Mi papá me contó su historia y creo que algo aprendí de historia en esos dos meses. 

Fuimos a la casa de Aida de Saavedra, que era la representante del álbum en Ibagué. Lo llenamos con las figuras que me dieron, tramitamos un certificado y me dijeron que habría una gran rifa entre todas las personas que completaran el álbum. 

Cual sería mi sorpresa cuando en los primeros días del mes de agosto de 1968 llegó una carta a mi casa, con la noticia de que me había ganado uno de los premios. Cinco Mil Pesos! Toda una fortuna para un niño de 11 años. Mi papá, que tenía un muy buen puesto en esa época, ganaba $3000. El salario mínimo era de $420. Mi premio era toda una fortuna. Le di gracias en silencio al Papa Pablo VI, a quien le atribuía mi buena suerte. Creo que con esa plata me compraron la ropa durante 1968 y varios años más.

Cuando el Papa llegó a Colombia, el jueves 22 de agosto de 1968, vimos la llegada por televisión en Ibagué. Fue tanta la emoción que nos produjo ver a Pablo VI besar tierra colombiana y recorrer Bogotá desde El Dorado hasta la Plaza de Bolivar, que esa misma tarde mi papá agarró su Renault Dauphiné y arrancamos para Bogotá, para verlo personalmente.


El viernes 23 no pudimos ver a Pablo VI. Ese día su agenda lo llevaba al Campo San José en Mosquera, donde se reunió con campesinos de toda América Latina. Por la tarde, presidió una impresionante misa en el Campo Eucarístico, en lo que hoy es el Parque Simón Bolivar. Por la noche recibió a diplomáticos y a representantes de la comunidad judía en Colombia, así como a representantes de iglesias cristianas.


El sábado 24 nos instalamos desde muy temprano en la carrera séptima con calle 64, por donde pasaría Pablo VI hacia las 12 del día. El Papa había estado temprano en el Barrio Venecia, en ese entonces un humilde barrio obrero de Bogotá. Luego había salido hacia la Catedral y posteriormente recorrería toda la carrera séptima desde la Plaza de Bolivar hasta la Avenida Chile, camino a la sede del Celam en la calle 78 con carrera 11. La emoción al paso de la caravana papal fue indescriptible. Todos lloramos de emoción viendo al Papa a metros de distancia, saludando la gran multitud. 

Después de ver al Papa, almorzamos donde mis abuelos Ballesteros, en la 64 con 17 y salimos en nuestro carro hacia la Avenida 68. Pablo VI mientras tanto, volvería esa tarde al Templete, donde casó 24 parejas. A las 5 de la tarde salió hacia El Dorado. A las 6 de la tarde el avión papal salió de Bogotá, mientras miles de carros pitábamos en las nuevas avenidas que se habían construido para su visita. Su último mensaje era emocionante: "No te decimos adiós, Colombia, porque te llevamos en el corazón".


57 horas y 40 minutos había estado Pablo VI en Colombia. 5.700.000 colombianos lo vieron en directo en ese lapso. Recorrió 212 kilómetros en los 3 días en Bogotá, pronunció 21 discursos, casó 24 parejas y dejó una impresión de ser un Papa comprometido con la justicia social, que se reunió con campesinos, obreros y humildes familias.

Yo, apenas un niño, recuerdo más que todo la gran emoción de mi premio y de ver en vivo y en directo a la figura #263 del primer álbum que llené en la vida. 





domingo, agosto 31, 2014

Nino Bravo detenido en Bogotá

El 3 de agosto de 2014 se cumplieron 70 años del nacimiento de Luis Manuel Ferri Llopis, más conocido como Nino Bravo. Esta es una crónica de una anécdota poco conocida del cantante, que estuvo detenido en noviembre de 1971 en Bogotá, por negarse a cantar en el famoso escenario de la Media Torta.

NINO BRAVO EN 1971

En 1971 Nino Bravo estaba en un momento muy interesante de su corta carrera artística. De apenas 27 años, Nino había sacado un par de discos que lo habían convertido en un cantante muy conocido en España y Latinoamérica. En 1970 Nino Bravo grabó un single con 2 canciones, una de ellas de Augusto Algueró, que había sido desechada por varios cantantes. "Te quiero, Te quiero" no tuvo éxito en el mes de junio de 1970, pero se convirtió en un fenómeno de ventas en España cuando el cantante participó en una concurso televisivo llamado "Pasaporte a Dublín", para escoger la canción española que competiría en Eurovision.

Rápidamente Fonogram lanzó un Long Play que fue el disco más vendido del verano de 1970 en España. Incluía las canciones "Tú cambiarás" / "No debo pensar en ti" / "Esa será mi casa" / "Voy buscando" / "Te quiero, te quiero" / "Es el viento" entre las más recordadas en la actualidad. En 1971 sacó su segundo Long Play, donde se destacaron "Puerta de amor" y "Mis noches sin ti"

Con esos discos se hizo muy conocido en nuestros países, donde fue contratado para una larga gira, entre los meses de septiembre a noviembre de 1971.



NINO BRAVO EN COLOMBIA

El 23 de octubre de 1971 Nino Bravo se presentó en el moderno Hotel Intercontinental de Cali, con un éxito rotundo. El 24 llegó a Bogotá, donde fue recibido por varios grupos de fans que se habían conformado en la ciudad. Se presentó en el Salón Monserrate del Hotel Tequendama de Bogotá del lunes 25 al sábado 30 de octubre de 1971, con lleno total en cada una de sus actuaciones. Igualmente se presentó en los programas de televisión "Noches de Colombia" y "Radio 15".


El miércoles 27 el cantante recibió una comunicación que lo dejó muy preocupado. Le informaba el Director Cultural del Distrito de Bogotá, Gustavo Adolfo Gordillo, que debía realizar un concierto el domingo 31 de octubre de 1971, en el escenario de la Media Torta de Bogotá. Nino, aterrado, llamó inmediatamente al funcionario. "Quien paga el concierto?", preguntó el cantante. "Por ley es gratuito", le respondió Gordillo. "Y quien paga la orquesta?" preguntó Nino. "El cantante", le respondió el burócrata. Nino no conocía el decreto 974 de 1969, que obligaba a cada cantante extranjero que se presentara en Colombia a realizar un concierto gratuito, para las clases populares de Bogotá.

Escenario de la Media Torta, Bogotá
Nino Bravo llamó a las personas que lo habían contratado, quienes le dijeron que lamentablemente eso era cierto. Los directivos de La Orquesta Tequendama le informaron que con mucho gusto lo acompañarían, pero que sus servicios costaban el doble que en el hotel, por aquello del desplazamiento de equipos y otros gastos. Nino decidió que lo mejor era hacerse simplemente el loco. El domingo se metió entre las cobijas, puso un aviso de no molestar en la puerta de su habitación y esperó que todo fuera una simple pesadilla. Cuando lo llamó el doctor Gordillo en la mañana, le dijo que estaba acostado, muy enfermo y que no podía cumplir el compromiso.

Gordillo no se creyó el cuento. Al día siguiente hizo un gran escándalo en la prensa, ordenó al DAS impedir la salida del país de Nino Bravo y pidió su detención. Cuando el cantante llegó a El Dorado el lunes, fue detenido y conducido a la sede del DAS en Bogotá. Duró 3 días arreglando el lío, tuvo que pagar una multa de 25000 pesos de la época y pudo finalmente salir de Colombia el 4 de noviembre, vía Caracas. Obviamente, quedó adorando a nuestro país.

Ya había tenido el mismo inconveniente Sandro, el gran cantante argentino. Posteriormente otros grandes artistas extranjeros también sufrieron el mencionado decreto, hasta que un alcalde inteligente se dio cuenta que esa política estaba ahuyentando grandes espectáculos de la ciudad.

NINO BRAVO DESPUÉS DE BOGOTÁ

La carrera de Nino Bravo se disparó después de Bogotá. Llegaron grandes éxitos como "Un beso y una flor", "América", innumerables contratos, presentaciones, reediciones de sus long play en cada país latinoamericano, matrimonio, nacimiento de su hija Amparo, prosperidad económica. Lamentablemente, todo eso no duraría.

En la madrugada del 16 de abril de 1973, un inexperto Nino Bravo, al volante de un BMW 2800 modelo 1970, se salió de la carretera Valencia-Madrid en una curva cerca al municipio de Villarrubio.  Nino Bravo sufrió un fuerte golpe en la cabeza. Falleció horas más tarde, en una ambulancia que lo llevaba hacia Madrid. Tenía apenas 28 años. Su esposa Maria Amparo estaba esperando a su segunda hija, Eva. Moría un cantante popular, nacía una leyenda.

La gran fama de Nino Bravo, que contaba sólo veintiocho años, le vendría después. En el momento de su trágica muerte no era el ídolo que luego se acabó mitificado, sino simplemente un intérprete popular, con cuatro álbumes grabados y un total de medio centenar de canciones. Yo estaba aquel viernes de pascua de 1973 en Ibagué, oyendo radio, cuando dieron la noticia. Comenzaron a entrar llamadas y llamadas a la estación, de gente llorando, recordando sus canciones. Me corrían lágrimas aquella tarde. Desde aquel día, Nino Bravo hace parte de mis grandes afectos. 

Les quería recordar el paso de un gran cantante por nuestro país. Espero que Nino, esté donde esté, recuerde a Colombia por las muchas personas que queremos sus canciones y no por aquel feo momento de 1971.